La bogeria pels somnis te la dec a tu / La locura por los sueños te la debo a ti





... És tancar els ulls, i viatjar. A aquell inici a Ràdio Sant Cugat. La Raquel Iniesta va rebre una trucada de direcció: "¿qui és aquesta noia que parla? no vull que torni a fer-ho!". La persona que parlava era jo... plena de tremolors, impactada i vergonyosa per estar "en tu" per primer cop. Havia estat una caiguda lliure. Quin calfred!!! Però ja havia saltat... I la Raquel va ser prou mimosa i jo prou boja per desfer "el decret" pronunciat pels superiors.

Fruit d'això, quasi vint anys de camí en aquesta professió. Que no és treball. Que és amor. I l'amor per tu es podría mesurar per les persones que ocupen el meu aire. Ànimes que han arribat a través teu, en diversos ports on he tingut l'oportunitat de ser lliure. O que han fet possible el meu pas per tu recolzant cada una de les meves il·lusions hertzianes, totalment viscerals, per un mitjà en el que tots els components SOMIEM. 

Potser el meu gràcies, ara, és més sentit que mai.
Perquè has entés que, en certa manera, t'he abandonat per trobar altres fonts... 
Però saps que si escric, si recito, si canto, si vibro és perque tu, des del teu aire, m'has unit a totes les altres passions que avui en dia desafio. I tu em coneixes bé: la bogeria pels somnis te la dec a tu...

***

... Es cerrar los ojos y viajar. A aquellos inicios en radio Sant Cugat. Raquel Iniesta recibió una llamada de dirección: ¿quién es esta chica que habla? ¡no quiero que vuelva a hacerlo!". La persona que casi-hablaba era yo... llena de temblores, impactada y vergonzosa por estar "en ti" por primera vez. Había sido una caída libre. ¡Qué escalofrío! Pero ya había saltado... Y Raquel fue suficientemente cariñosa y yo, suficientemente loca, para desafiar "el decreto" pronunciado por los superiores.

Fruto de ello, casi veinte años de camino en esta profesión. Que no es trabajo. Que es amor. I el amor por ti se podría medir por las personas que ocupan mi aire. Almas que han llegado a través de ti en diferentes puertos donde he tenido la oportunidad de ser libre. O que han hecho posible mi paso por ti apoyando cada una de mis ilusiones hertzianas, totalmente viscerales, por un medio en el que todos los componentes SOÑAMOS.

Tal vez mi gracias, ahora, es más sentido que nunca. 
Porque has entendido que, en cierta manera, te he abandonado para encontrar otras fuentes... 
Pero sabes que si escribo, si recito, si canto, si vibro es porque tú, des de tu aire, me has unido a todas las otras pasiones que hoy en día desafío. Y tú me conoces bien: la locura por los sueños te la debo a ti...